SÚPER CALABACÍN

El calabacín es una verdura que debe estar en nuestra lista de comida sana para toda la semana. Por desgracia, muchos de nosotros habitualmente lo olvidamos incluir en la cesta de la compra. Que no se pueda consumir de manera rápida en platos como ensaladas, como si ocurre con alimentos como la zanahoria, el pepino o el aguacate, provoca que en líneas generales no sea una de nuestras verduras preferidas.

Sin embargo, os voy a dar cinco motivos para que empecéis a añadir calabacín en vuestra rutina diaria.

PRIMERO: PÉRDIDA DE PESO. El calabacín será uno de tus mejores aliados si tu objetivo es adelgazar. Tiene un contenido calórico muy bajo y un índice de fibra alto, lo que previene el estreñimiento y aumenta la sensación de saciedad.

SEGUNDO: UN AMIGO PARA TU PIEL. Como hemos comentado en otros artículos, es importante que hidratemos nuestra piel de una forma natural. El calabacín, que tiene un alto contenido en agua (95%), te ayudará a eliminar las toxinas de la piel. Además, sus vitaminas (antioxidantes), contribuyen a prevenir el envejecimiento y el manganeso a la creación de colágeno.

TERCERO: OJOS HINCHADOS. ¿Alguna vez os habéis colocado pepino sobre los ojos hinchados? Pues bien, ¡también podéis hacerlo con el calabacín! Y es que por su alto contenido en agua te ayudará a reducir la hinchazón en los ojos.

CUARTO: CORAZÓN SANO. El calabacín contiene un porcentaje muy alto de potasio, sobre el cual cada vez hay más estudios que demuestran que contribuye a disminuir los efectos negativos que puede generar el exceso de sal en el corazón.

QUINTO: VITAMINA C. Este súper alimento también contiene vitamina C. Estamos muy acostumbrados a escuchar que la vitamina C es de obligado consumo en nuestra rutina diaria. Pero… ¿por qué? Principalmente, porque ayuda al organismo a la absorción de hierro y calcio, pero también por ser un poderoso antioxidante que combate los radicales libres.

Sabiendo todo esto… ¿Cómo no vamos a incluir calabacín en nuestra dieta? En OliviasBox lo tenemos, por ejemplo, en cremita acompañando a nuestro delicioso fusilli boloñesa. Ya sabéis… ¡comida sana para toda la semana!

¡Un Oliñam!