¿COMER SANO EN VERANO?

El verano ya ha llegado. Después de meses y meses trabajando, por fin aterrizamos en esos días de despreocupación total y absoluta. Bañadores, terrazas, playas y piscinas. Deporte al aire libre, fiestas, días enteros con familia y amigos… pero sobre todo largos desayunos, comidas y cenas.

Para algunos, estar cuidándose durante todo el año para luego perder un poquito los papeles en verano, supone una preocupación. ¿Voy a perder los resultados fruto del esfuerzo del año por quince días de vacaciones?

La respuesta, como siempre en estos casos, se encuentra en el equilibrio. No pasa absolutamente nada si desayunas algún que otro bollo, si te tomas ese merecido helado a media tarde o si arrasas con los postres en la cena. Tu cuerpo no se va a echar a perder por un par de días de excesos. Lo importante, como en todos los ámbitos de la vida, está en el largo plazo.

Un estilo de vida saludable no significa tener que renunciar a los placeres gastronómicos. Más bien, es el camino por el que entendemos que debemos de llevar nuestra mente, cuerpo y espíritu.

En ese camino, que dura toda la vida, te recomendamos:

 

  1. Come rico y sano:

en OliviasBox tenemos ricos menús equilibrados y saludables, que te ayudarán a afrontar tu día a día de manera sana sin renunciar al mejor sabor. Desde el menú Fusilli Boloñesa con crema de calabacín y quesito, hasta el menú Lubina Olivias con chips de boniato cocido, la variedad culinaria es el sello de identidad de la casa OliviasBox. Además, recuerda que con un solo pedido online podrás organizar tu semana entera de comidas y cenas. Sin ir a la compra, cocinar ni limpiar.

 

  1. Haz ejercicio, pero sobre todo disfruta:

sal a correr, pégate una larga caminata con tu perro, hazte unos larguitos en la piscina, ve nadando hasta las boyas y vuelve… en definitiva, mueve tu cuerpo y disfruta del mundo que te rodea.

 

  1. Descansa:

a veces, el cerebro quiere, pero el cuerpo no. Recordad que nuestros cuerpos no entienden de series y repeticiones. Entienden, más bien, de estímulos y desgaste. No pasa nada si estás 4 días consecutivos sin hacer ejercicio. El cuerpo necesita descansar para repararse y crecer. No bajarás tu rendimiento; más bien al contrario. ¡Escúchate!

 

¡Así que ya sabes! Disfruta del verano, decide vivir de una manera equilibrada y sobre todo… ¡no olvides que la vida es una maratón y hay que llegar a la meta!

 

¡Un Ñam!