CARNE ROJA: ¿SI O NO?

Hoy os traemos una temática en boca de muchos durante los últimos años. ¿Debemos comer carne roja? La respuesta es sí. Un SÍ rotundo. A continuación, os listamos los tres beneficios principales que trae consigo el consumo de carne roja, pero también los aspectos negativos si caemos en un consumo excesivo… ¡Algo que debemos evitar a toda costa!

Positivos:

 

  1. Hierro: la carne roja tiene un alto contenido en hierro de rápida absorción. Esto, te ayudará a prevenir o combatir enfermedades como la anemia.

 

  1. Proteína: una sola onza de carne roja aporta 7 gramos de proteína, que es fundamental para el desarrollo muscular. Para que os hagáis una idea, un adulto medio necesita consumir entre 55 y 77 gramos de proteína al día.

 

  1. Minerales: cuando pensamos en carne, seguro que muchos no pensáis en los minerales que aporta. Pero os sorprenderá saber que contiene una larga lista de ellos: sodio, potasio, zinc, selenio, vitamina B12, tiamina, riboflavina, niacina, biotina, piridoxina, ácido pantoténico, ácido fólico, vitaminas A y E.

 

Negativos:

 

  1. Colesterol: el tipo de grasa de las carnes rojas son ácidos grasos de cadena larga y triglicéridos principalmente.

 

  1. Sobrecarga renal: debido a su alto contenido en proteínas, consumir carne roja en exceso puede “machacar” nuestros riñones provocando una sobrecarga renal.  

 

  1. ACV (accidente cerebro vascular): ocurre cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene.

 

Conclusión: carne roja SÍ, ¡pero sin excedernos! En concreto, no os recomendamos consumir más de dos porciones diarias.

En OliviasBox contamos con un menú de carne roja. Nuestro Supremo de Old Cow con sider de Espárragos Trigueros. ¡Es delicioso! Sobretodo para los que seáis más paleo… es sin duda un menú que debéis incluir en alguna de vuestras comidas semanales.

 

¡Un Ñam!